Blogging tips

sábado, 25 de febrero de 2017

Marta & Adrián, y su "Save the date"

Recibir un whatsapp de unos amigos pidiendo ayuda para hacer un vídeo Save the date en plenas navidades es uno de los regalos más bonitos que me podían pasar. Yo que "si me dicen ven, lo dejo todo", me vine arriba y me llevé la cámara al hombro porque imaginaba que de allí se podría sacar algo bonito de verdad. Y aunque fue muy informal, el resultado a mi me parece precioso. Juzguen ustedes mismos.












 





Gracias por dejarme acompañaros en este viaje tan emocionante.

viernes, 16 de diciembre de 2016

Lo que lee la librera 2016

   

  


Llevo tiempo pensando en crear una nueva sección en el blog sobre lectura, a razón de mi trabajo en la librería. Una sección para ir informando de las novedades chulis que llegan desde el mundo editorial y que a mi me fascinan. Recepcionar la mercancía que llega el día de las novedades me encanta y no puedo evitar soltar siempre algún Ohhhh.

Me gustaría dedicar un post al mes o cada dos meses sobre esto; aunque vuelvo a la realidad cuando veo la media de publicación de mis post. Así que sin pedir peras al olmo, doy por inaugurada esta nueva sección "el aroma de los libros nuevos" con este post Lo que lee la librera 2016.

No creáis que todos los libreros somos ávidos lectores y que después del trabajo dedicamos nuestro tiempo libre a leer sin parar. Algunos sí, doy fe, pero no todos. Aunque si es verdad es que en diferente medida a todos nos gustan los libros y somos de esa clase de gente que no puede evitar meter la nariz dentro de un libro nuevo. (Mención a parte merece el diferente aroma de cada libro).

Libros hay muchos. No podéis imaginar la cantidad de libros que se publican al año en un país como el nuestro. Casi 10.000 títulos!! Y para todos los gustos. Aunque lamentablemente no todos tienen el mismo éxito comercial.

Después de este pequeño apunte sobre el mundo editorial, doy paso a mi lista de libros leídos este año en orden cronológico:

- Los renglones torcidos de Dios, de Torcuato Luca de Tena
- La isla de Alice, de Daniel Sánchez Arévalo
- Los besos en el pan, de Almudena Grandes
- El caballero de la armadura oxidada, de R. Fisher
- Un cuento oscuro, de Naomi Novak
- Desde la sombra, de Juan José Millas
- Trilogía del Baztán, ( El guardían invisible, El legado de los huesos y Ofrenda de la tormenta) de Dolores Redondo.

Los renglones torcidos de Dios de Torcuato Luca de Tena es ya un clásico de nuestra literatura de novela negra, publicado en 1979. Para quién no lo haya leído o nunca haya oído hablar de esta historia, os diré que en esencia se trata de una trama de detectives, aunque algo diferente; pues en esta, Alice Gould, la protagonista es internada en un hospital psiquiátrico para investigar un asesinato.
Esperaba un poco más de ella; un giro final que no se espera o un desenlace filosófico que te hace pensar varios días, pero me pareció, al final, un catálogo descriptivo de las diferentes patologías de un hospital psiquiátrico, ya que Torcuato Luca de Tena estuvo conviviendo con enfermos mentales para documentarse.


La isla de Alice, de Daniel Sánchez Arévalo fue el finalista del Premio Planeta en 2015 y en cuanto me enteré de ello lo puse en mi lista de lecturas. Si sus pelis me encantan su libro no podía ser nada malo, y no me equivoqué.  La historia cuenta la búsqueda de Alice de la verdad; la verdad sobre lo que hacía su marido en aquél lugar cuando murió en un accidente, muy lejos de dónde en teoría debía estar en ese momento. Eché de menos un final más emocionante, más impactante, pero la novela, como las pelis de Daniel Sánchez Arévalo, te deja una sonrisa en la cara en medio de toda la tragedia que te cuenta, ese es el encanto de su universo.  Mención especial tienen los monólogos y los diálogos, en los que casi podía ver a Quim Gutiérrez o Raúl Arévalo.
Además tuve la suerte e poder ir a verle en persona a una charla de presentación y me firmó el libro, fue uno de mis momentazos personales del año. Me encanta este señor.


Los besos en el pan. Con esta novela, Almudena Grandes, hace un parón en los Episodios de una Guerra Interminable, y tengo que decir que se lo agradezco, pues yo, que soy una fan incondicional de sus novelas, no me veía con fuerzas para empezar otra novela de tanta tristeza reunida como son estas que pertenecen a esta colección que nos cuenta la Guerra Civil española. Los besos en el pan es una novela de muchas historias, historias de la crisis y sus repercusiones en la vida de gente como tú o como yo, con muchos escenarios en un barrio de Madrid, como podría ser un barrio de Barcelona, Valencia o Castellón. Es una denuncia a la injusticia como siempre hace Almudena Grandes en sus novelas, pero sin sacar el dedo acusica.


El caballero de la armadura oxidada, de R. Fisher.  Esta fábula mundialmente conocida debería ser leída por todos alguna vez en la vida, y releída varias veces.  De una forma, tan sencilla que incluso los niños lo leen en la escuela, nos enseña la importancia de expresar nuestros sentimientos y hacérselos saber a las personas que nos rodean y nos hace reflexionar sobre las cosas realmente importantes en la vida.

Un cuento oscuro, de Naomi Novak. Esta novela cayó en mis manos por casualidad, porque de no ser así nunca la hubiera leído. Novela fantástica de magos y hechiceros. La lucha del bien y del mal, etc,etc... Se me hizo muy largo, pa´que os voy a mentir. No se ni cómo la acabé. Pero imagino que para los que le gusta este tipo de literatura estarán encantados.

Desde la sombra, de Juan José Millas. Mi novela del año. Es un libro de 200 páginas que me leí casi en un viaje de ida y vuelta a Alicante. Es una historia aparentemente sencilla que te engancha desde el principio y que te hace pensar en ella durante más tiempo del que la has estado leyendo. La novela cuenta la historia de Damián, que un día acaba metido en un armario de un mercadillo de antigüedades y acaba en casa de una familia, observando la vida de estos. Me encantó esta historia brillante y extraña , y el humor ácido y mordaz que se desprende de ella. No había leído nada de Juan José Millás, pero a partir de ahora lo pongo en mi lista de autores.

Trilogía del Baztán, ( El guardían invisible, El legado de los huesos y Ofrenda de la tormenta) de Dolores Redondo. Este fue mi regalo de Navidad el año pasado para mi padre. Él, que jamás había leído un libro en su vida, al jubilarse encontró una afición de la que no había tenido interés por falta de tiempo. Y este fue el regalo más grande que se le puede hacer a una hija librera, compartir el amor por los libros, compartir afición. Reconozco que tuve mis reservas, ya que era una trilogía y si no acertaba podía ser una catástrofe, y más sin haberla leído. Pero el éxito que ha tenido me hizo confiar y acerté de lleno. Se la leyó en apenas un mes y estaba encantado, no paraba de decirme que la leyera hasta que me convenció. Ahora estoy esperando a ver la película y ver que han hecho con la inspectora Salazar.
La Trilogía de Baztán cuenta la historia de unos crímenes que tienen lugar en el valle navarro del mismo nombre donde se junta la mitología de los antepasados navarros y la trama policial. Por poner una pega,  en el último libro me sobraron algunos capítulos, porque el lector ya imagina el final y alargarlo supone un deterioro del personaje principal. Pero bueno, es sacar un poquillo de punta. Es de sobresaliente.
Dolores Redondo ha ganado el premio Planeta 2016, y ahora me debato entre este y Los herederos de la tierra de Ildefonso Falcones, novela que continúa a La catedral del mar, como regalo para mi padre.

Como veis no es una lista interminable, pero es lo que tiene tener más intereses y poco tiempo libre en la vida. Esta es la lista de lecturas, aunque os iré contando otras novedades que aunque no he leído tienen buena pinta y  he tenido la ocasión de echarles un vistazo.

Espero que os parezca interesante esta nueva sección, y si no es así, sólo tenéis que obviarla en vuestra mente. Os anticipo que tal vez tenga algún invitado especial en esta algún día.

Os dejo con el trailer de El guardían invisible que se estrena en 2017.





domingo, 4 de diciembre de 2016

New York


De nuevo, he vuelto a participar en una de las pruebas de producto de Saal-digital.  Esta vez se trata de una impresión fotográfica de gran formato.

Elegimos un fotolienzo en un formato rectangular apasaido de 50 x 80 x 2 cm. El resultado es impresionante y la textura es preciosa. Cuando vimos nuestra foto de New York en ese tamaño se nos puso cara de tontos a los dos.

Tardamos mucho en elegir la fotografía que queríamos, pues para un formato tan grande debes estar seguro porque la vas a ver si o si, y aunque no era del todo nítida, nos encantaba esta foto que sacamos con el ojo de pez desde el Empire State mirando hacia el sur, hacía donde estaba nuestro pisito(de La casa de mis Primos en Nueva York) durante esos días, en Fulton Street, en pleno corazón de Financial district.

La calidad del producto es perfecta y el color muy exacto, aunque esta vez tardó un poquito más en llegar el paquete, como unos 15 días. Nos sorprendió, puesto que el álbum, que fue el producto que probamos antes, llegó en menos de una semana.

Pido disculpas por haber tardado tanto en publicar el resultado, que es una de las condiciones que Saal-digital pide para que pruebes sus productos y te beneficies de las ventajas, pero estaba esperando a un día con mejor luz. Nuestro salón es bastante oscuro y quería hacer unas fotos algo decentes. Con este tiempo ha sido imposible.


Os dejo, como no podía ser con otra, que con New York de Alicia Keys. Es la canción que suena en mi cabeza siempre que miro las fotos de nuestra Luna de Miel. 😊




viernes, 7 de octubre de 2016

El resultado con Saal-digital

Ya tengo el resultado y es la mar de bonito!!
La entrega llegó en una semana justa y perfectamente embalada.


El producto final es precioso, lo que me más me gusta son las tapas y la textura que tienen, es muy suave y el acabado en mate queda precioso.


 Aunque no estaba muy convencida de las guardas, como ya os comenté en el post anterior, debo admitir que el resultado está muy bien ejecutado. Sin embargo, para una próxima vez lo tendré en cuenta, puesto que me parece más elegante dejar una hoja de un color o con una textura que haga función de guarda de libro.


Como ya os conté, elegí un formato de 19 x 19, con las hojas en papel digital. Pensé que serían hojas finitas como en otras marcas de estos productos y que ya he probado, pero mi sorpresa fue cuando al recibirlo comprobé que las hojas tenían un grosor considerable, lo que ofrece un acabado más noble y más bonito.


Elegí el acabado mate, porque los brillos están más mitigados y porque me parece mucho más práctico y limpio, puesto que no deja marca de las hullas dactilares.


La resolución en las hojas enteras es preciosa y me tuve que contener para no hacer el álbum completo de esta forma. A penas de nota el centro con la hoja abierta.


 Respecto de la maquetación, también comenté que la reducción del tamaño de cada fotografía era arbitraria, pero en el acabado no he encontrado ninguna deformación. Tal vez sería la sensación que me daba a mi al ir variando el tamaño lado a lado.




  El uso de las guías es muy fácil y en el resultado se agradece que las fotos estén alineadas para conseguir el ritmo que se busca en cada hoja.




El color es acertadísimo y precioso, tal como lo vemos en la pantalla de nuestro PC.








  Esta es la vista de las tapas abiertas 180 º. Puesto que elegí una fotografía mucho más ancha que larga el resultado es precioso, pues apenas se deforma y justo en el pliegue del lomo queda la parte central de la cúpula del Reichstag. Esto es algo que deberéis tener en cuenta, para que la fotografía tenga sentido y además os recomiendo que elijáis una con muy buena resolución ya que el resultado es precioso.
Si hubiera elegido una porta y contraportada no se como hubiera sido el resultado, puesto que no me fijé si se podía maquetar el lomo.


En definitiva el resultado es muy satisfactorio. Me encanta sobre todo la calidad de las tapas. Estoy segura que volveré a trabajar con Saal- digital.  ;)

lunes, 19 de septiembre de 2016

Nuestro viaje a Berlín con Saal-digital

Hace un par de semanas encontré un anuncio de Saal-digital, una empresa de productos fotográficos, en el que buscaban probadores de sus productos a cambio de un descuento importante en el productos que fueras a probar. Las condiciones eran tener blog o redes sociales activas y comentar el resultado.





   Aunque tiempo no me sobra, me apetecía mucho probar otra empresa de estos productos, ya que hace poco monté un álbum fotográfico con la sesión de Noelia y Claudio esperando a Emma (ver aquí) y se me quedó el gusanillo en hacer algo para mi. Ya se sabe el dicho..."en casa de herrero, cuchillo..."





   Decidí utilizar las fotos de nuestro viaje a Berlín hace un año. Pensaba que tenía las fotos medio editadas y que algunas habían quedado muy bonitas, pero cuando abrí la carpeta...OHH, my cat!! Tan sólo un 10 % estaban decentes. Así que me puse manos a la obra y con el tiempo justo, ayer por fín acabé el álbum. Me hubiera gustado mimarlo un poquito más, como decía mi querido Giovanni Guerolla, pero SELAVY...

   El resultado lo podéis ver aquí on -line.
https://www.saal-digital.es/servicio/compartir-pedido/?wukxneRBmYbeOgzpx7GEL1U3PGrNRKyr1MPRCKX0





   El programa con el que se trabaja está bastante bien. Es muy intuitivo y muy fácil de usar. Para los que estamos acostumbrados a usar los programas de Adobe resulta sencillo pues muchas de las opciones y funciones son parecidas a estos, de manera que se maqueta de forma rápida.  Para la gente que no está acostumbrada resultan muy prácticas las opciones que te da en Aspectos y las guías.  Tiene variedad de fuentes tipográficas, lo que se agradece, aunque acabé usando una de palo seco sencilla.





A priori solo hay tres cosas que no me han acabado de convencer. Por un lado las inexistentes guardas, pues se comienza a maquetar en la hoja 2. Un álbum o libro, sin una guarda, aunque sea sencilla me parece algo inconcebible; veremos como resuelven esto.  Y por otro, la modificación del tamaño de la foto, aquello que se resuelve tan fácilmente en Adobe como apretar la tecla shift cuando cambias el tamaño de un objeto para no deformarlo. No he sido capaz de encontrar solución, por lo que tenía que ir transformando el objeto de lado a lado. Finalmente la alineación entre objetos, para poder fijar un espacio común entre ellos, ya sea de forma horizontal o vertical.



   


  


 
 
 

 


Os contaré cuando reciba el producto sobre el acabado final. Tengo muchas ganas de verlo, y espero que la entrega no sea muy larga.

Os dejo con algunas fotos más del viaje.

  
  



  




    



Por cierto, aprovecho para recomendaros una peli chulísima grabada en Berlín. Se trata de Victoria, protagonizada por Laia Costa y un elenco de actores alemanes.Ya os la recomendé en Instagram hace algunos meses. Retomo las palabras de entonces: "Hoy hemos visto Victoria en el Paraninf de la Universidad. Seguro que no tendrá tanto éxito como 8 apellidos vascos, pero seguro que es infinitamente más bonita. Los amantes del buen cine no pueden dejar de verla. Le ha gustado hasta a mi barbudo, que ni se ha quejado de la versión original subtitulada ni del increíble plano secuencia que dura dos horas y cuarto y que pasa en un plis plas. A mi me huele a Goya de actriz revelación para Laia Costa, que está genial, al igual que sus compis de reparto como Frederick Lau. Tierna, tensa, intrigante y con sonrisa agridulce al final, una peli de las que te hace pensar varios días."